sábado, 30 de enero de 2010

Pintar el vacío.

En el año 1635, Diego Velázquez pintó en Madrid este óleo titulado "Diego de Valladolid", personaje que formaba parte de la corte real (cuadro de la izquierda).

Este cuadro magistral destaca por el vacío que enmarca al personaje, apenas una sombra nos da idea del suelo, no hay horizonte, ni decorado, y sin embargo, es totalmente real.


Muchos años más tarde, en 1866, el pintor francés Eduard Manet quedó im pre si onado por esta pintura de Velázquez, calificándola como "el más sorprendente pedazo de pintura que jamás se haya he cho... El fondo desaparece: ¡Lo que rodea al hombre, totalmente vestido de negro y vivo, es el aire!".
No pude evitar el paralelismo, y pensar de inmediato en "El pífano", cuadr o que pintó Manet. Lo hizo con este lenguaje aparentemente sim ple, pero cuya grandiosidad solo se consigue dominando totalmente la técnica, con la seguridad de artistas como estos dos genios.
La última fotografía es de una copia que hice, hace muchos años, disculpen el a trevimiento de colocarme junto a ellos. Como ya he dicho varias veces, intentar copiar, pintar y aprender de los maestros, es uno de los mejores ejercicios para aprender y disfrutar la pintura.

7 comentarios:

Milai dijo...

normalmente pensa-se que para um quadro ficar bem tem que ter sempre um cenário por trás. Nestes não foi preciso e são bem reais e equilibrados
Parabéns pela sua reprodução. Está óptima. Eu também concordo consigo,acho que se aprende muito ao imitar os grandes pintores.
Beijinhos

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

ME ENCANTA ESTA ENTRADA.

Y TAMBIÉN LA COPIA QUE HICISTE.

Y VERDADERAMENTE EL PERSONAJE PARECE QUE FLOTE EN UN VACIO.

UN ABRAZO, Montserrat

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Gracias por tus palabras y gracias por tu buen trabajo que a todos los que amamos y sentimos el arte nos hace apreciar y compartir una buena visión, de dos grandes artistas: Velázquez y Manet.
Un abrazo y siempre serás bienvenida a mi espacio.

Jürgen dijo...

Muy interesante Julia.
Y muy acertado el paralelismo.
Un saludo

Marcela dijo...

Geniales ambos!!!! Y si te contara que una vez hace tiempo, en un curso de pintura, tuve el atrevimiento de copiar unos campos de Van Gogh!!!! Eso sí que es lo que acá llamamos ser "cara dura"!!!!! Besos, me gusta aprender con tus interesantes entradas

Eloy Martínez Lanzas dijo...

Hola Julia,
Gracias por visitar mi blog y te haya podido despertar el interes de ese arte tan desconocido y arrinconado, como es el retrato en miniatura, y gracias también por haberme dado la oportunidad de conocer tu exquisisto blog, con tus atinados comentario.

Saludos
Eloy Martínez Lanzas

Luz dijo...

Ambos artistas son geniales que decir no comparo solo agradezco que hayan existido, hermoso lo tuyo Julia, saludos!