jueves, 18 de noviembre de 2010

Tutorial: Pintura al óleo, manchar el cuadro

Ya hemos hablado en otras ocasiones en el blog de temas relacionados con la pintura al óleo, si les interensan pueden ampliarlos:

- El bastidor.
- Pinceles.
- Material básico para pintar al óleo.

Hoy hablaremos de un paso importante, este paso es el dibujo sobre el lienzo y la mancha del mismo. Obviaremos que el paso previo es saber dibujar, o al menos saber conseguir lo que queremos plasmar.

Habitualmente el dibujo sobre el lienzo se realiza con carboncillo, por un motivo muy sencillo, es un medio que se puede borrar con facilidad (pasando un paño por encima a modo de goma de borrar arrastraremos el carbón), incluso con el dedo -siempre que está limpio, claro-. Esto nos sirve para no deformar la tela, ya que nos permite realizar el dibujo sin incidir demasiado sobre la superficie.
Caja de carboncillos

Llamamos carboncillo al carbón vegetal que se obtiene de la madera. Se fabrica en bastones de unos 13 a 15 cm por un diámetro que va desde la ramita de 5 mm. a la rama de hasta 1,5 cm. Algunas marcas ofrecen tres gradaciones: blando, medio y duro.Se usa para dibujar y se obtiene maderas como el sauce, nogal, tilo o romero. Se puede encontrar en cualquier papelería o tiendas de material para bellas artes.

Fotografía de Julia Moreno

Por supuesto, podremos utilizar también lápiz de grafito, incluso sanguina, siempre sin apretar para no deformar la tela. No es nada recomendable hacer el dibujo con bolígrafos o rotuladores, ya que en contacto con pinturas y disolventes al óleo reaccionan de formas indeseadas y pueden estropearnos el cuadro.
Los pintores experimentados gustan también de dibujar directamente con el pincel sobre el lienzo en blanco (al final del post hay vídeos para admirar su habilidad).

Dibujando con carboncillo sobre el lienzo (fuente aulafácil)

1. Deberemos tener claro qué queremos pintar, por eso es interesante realizar bocetos previos en papel, así nos haremos una idea clara del tamaño del cuadro, qué elementos queremos destacar, qué elementos vamos a eliminar, etc, etc.

Boceto de Manuel Parra

2. Pasamos al momento de encajar la imágen en el cuadro, de ahí que nos será tan últil los dibujos anteriores (estos consejos solo son orientativos, ya que cada arista sigue procesos personales según sus habilidades o gustos). Para encajar, bastará con hacer suaves trazos que nos orienten sobre cada una de las cosas que contendrá el dibujo. Paulatinamente iremos haciendo el dibujo más exacto hasta conseguir la base que deseamos.

3. Es interesante fijar el carboncillo o el lápiz, esto sirve para evitar que se borre el dibujo antes de lo deseado. También sirve para que no se disuelva con la esencia de trementina. Existen fijadores en expray el mercado que son de calidad., son líquidos Basta con aplicar un par de capas para garantizarnos que el dibujo estará ahí durante todo el proceso.



A continuación veremos parte de este proceso gracias al pintor Salvador Bernabeu, que ha publicado el paso a paso en su blog:

El autor va a realizar una reproducción, ha decidido realizar un triptico, y comienza su dibujo con lápiz de grafito.

Aquí vemos uno de los lienzos durante el proceso del dibujo.


En esta fotografía vemos claramente el inicio del manchado del cuadro. Se trata de rellenar con color grandes superficies -un color más o menos aproximado al que será el color final-. Estas primeras capas las realizaremos disolviendo el óleo con esencia de trementina, haciendo una especie de "aguada" semitransparente. De esta forma, conseguimos dos cosas:

- Por una parte daremos consistencia al cuadro, consiguiendo que toda la superficie esté cubierta de color. Tengamos en cuenta que la pintura al óleo requiere de varias capas para tener cierta calidad, evitaremos así futuras transparencias y conseguiremos que el los óleos sean estables a lo largo de los años. Los colores al óleo no son opacos como los acrílicos, tienden a transparentar, necesitan de varias capas para consolidarse de forma adecuada.
Si aplicásemos sobre el lienzo crudo una capa gruesa de óleo, con el tiempo es muy probable que se agriete y aparezcan los temidos craquelados.

Aquí vemos un claro ejemplo de craquelado

- Por otra parte, la mancha nos irá dando una idea aproximada de las tonalidades que queremos utilizar, nos permitirá acentuar los colores más oscuros, etc. Eliminaremos el blanco del lienzo que puede desvirtuar nuestra visión del color que deseamos conseguir.


Algunos pintores trabajan por zonas, es decir, no pintan el cuadro como un todo, sino que van acabanzo zonas para dejar la integración total en la última fase del cuadro.

Aquí vemos el tríptico terminado y listo para ser barnizado.

Ahora veremos el mismo proceso, se trata de un cuadro de la pintora Pilar López Román, que también nos muestra claramente los pasos seguidos:






Llegado a este punto, hemos de recordar que cada pintor es un mundo, hay pintores que necesitan un dibujo detallado antes de iniciar un cuadro y hay otros que dibujan directamente con el pincel y van "improvisando" y corrigiendo sobre la marcha. Todas las técnicas son válidas, siendo conveniente garantizar la durabilidad del trabajo.

He elegido varios vídeos que pueden ser ilustrativos:









Espero que les guste.

7 comentarios:

Luz dijo...

Julia:
Es una entrada muy completa llena de data muy interesante este paso a paso de la introducción a la pintura es genial.
Gracias me encanto.
Buen fin de semana!

Zondra Art dijo...

Very interesting and beautiful post!

Nice weekend.

bego dijo...

que requetebien me lo paso en tu blog, Julia, siempre es un placer aprender contigo. un besote

Jota Ele dijo...

Hace ya muchos años, gustándome la pintura, era un arte que me dejaba un tanto frío, sin duda llevado por mi ignorancia y falta de cultura artística.

Hasta que, por los avatares de la vida, me hizo emparentar con un eximio pintor, con el que tuve la dicha de aprender mucho sobre arte. Cosa rara en él, me permitió presenciar todo el proceso creativo de un cuadro. Desde la preparación del bastidor, hasta el retoque final de la obra. Entonces comprendí que la pintura es algo más que un arte. Es un don de Dios concedido a unos pocos afortunados.

Muy interesante tu entrada y no menos tus vídeos de todo el citado proceso, Julia.

Excelente tu labor divulgativa que nos permite amar más la pintura.

Por último decirte que, el craquelé, en determinadas circunstancias puede dotar a un cuadro de un atractivo extra. Sobre todo en la pintura clásica. Siempre en mi opinión, claro.

Saludos cordiales.

kkovakk dijo...

Gracias Julia, por ésta magistral y generosa intoducción a la pintura al óleo, ésto crea afición y yo estoy muy interesado en ella.

Gracias, un saludo

Norma dijo...

Gracias por la lección y los videos.
Cariños.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Julia:

Caramba lo bien que le hubiera ido a mi hijo Jordi, cuando estudiaba Bellas Artes.

Sabes a mi me ha gustado mucho verlos, más que vivirlo en directo.

Aún tengo en mi nariz pegado el olorcito de cola de conejo o caballo, bueno me acuerdo bien, pero el olor si que lo recuerdo.
Y las huellas qwu me dejaba, por las puertas.

Bueno gracias y un fuerte abrazo, Montserrat