sábado, 24 de noviembre de 2012

Lo que ves tu, no lo veo yo



Hace unos días me operaron de la vista de mi ojo derecho, de la mala vista. Después de años llevando gafas, parece que ahora podré prescindir de ellas, o al menos no llevar los gruesos e incómodos cristales.



Después de la operación, durante unos días, la visión de ese ojo ha sido borrosa. Por primera vez, sobre todo durante las primeras horas, he experimentado lo que deben sentir las personas con alta deficiencia visual o las ciegas. Es terrible. Una sensación de indefensión difícil de explicar. He sido consciente de algo tan obvio como la dependencia de los sentidos. Hasta que no experimentamos nosotros mismo ciertas sensaciones, no somos capaces de ponernos en el lugar de los demás.


Y he descubierto algo sorprendente: los colores que veía antes no son los que voy a ver a partir de ahora. Es como si todo se hubiese iluminado con una luz blanca. 

Para que me comprendan mejor, el cristalino de mi ojo -por el paso de los años- se había "amarilleado", por ese motivo yo percibía los colores potenciando los amarillos y desvirtuaba la percepción global de los otros colores. Eliminaron el cristalino y colocaron una lente nueva, una lente intraocular. Sin embargo, mi cerebro reajustaba la información, como si la fuente de color fuese blanca (es lo que se llama equilibrado de blancos en las cámaras digitales).



Así que evidentemente, lo que yo veo, los colores que yo veo, no son los mismos que ve otra persona... qué cosas. Ahora entiendo el alivio que deben sentir las personas operadas de cataratas.

Me pregunto si la opinión que tenemos sobre las imágenes, sobre la intensidad de los colores, nos harían cambiar la opinión sobre ciertas cosas, por ejemplo sobre las obras de arte. El azul que yo veo no es el mismo que ve usted.

En fin, queda la operación del segundo ojo, tendremos paciencia y veremos el mundo con algunos matices diferentes.

Por cierto, si hay algún lector que sepa de óptica estaré encantada de que nos amplíe la información, porque creo que es muy interesante. Si pudiese ampliaría muchos datos, pero no quiero forzar la vista estos días.

Buen fin de semana.

Saludos y hasta pronto.


11 comentarios:

Bertha dijo...

Felicidades por este éxito y que te recuperes prontito.

Tienes raón cuando uno comienza a tener dificultades es cuando sabe valorar lo que puede recuperar...Y este caso la luminosidad y transparencia de los colores.

Un abrazo y feliz recuperación.

Toffe dijo...

Querida Julia, espero que te recuperes lo antes posible y que la operación de tu otro ojo salga fenomenal también ;))
Sobre este asunto: yo siempre he estado convencida de que los colores que percibe cada persona no son iguales para todos.
Espero que el mundo te parezca más bonito ahora, jeje
Un besazo, chata.

Robledo Ruiz dijo...

te deseo que todo salga bien, rafa tambien esta operado para no usar gafas, pero el tenia vista cansada, al principio tambien decia que veia las luces mas brillantes, un beso

bicipalo dijo...

Bueno Julia, este post me recuerda mucho a algunas de las historias que cuenta Oliver Shack en sus libros, de como la mente se reajusta respecto a la información que le envian los sentidos. La vision es algo fascinante y realmente es un invento de un cerebro que siempre está a oscuras, dentro de la boveda craneal.
Lo que se dice ver, todos vemos igual, pero con matices, quizás por eso hay veces que una misma obra de arte te causa atracción o indiferencia.
En fin Julia, que si viendo mal eras capaz de conducir este precioso blog....,no se que pasará ahora que ves "de verdad".

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Julia.
Me alegro que fuera bien la operación.
En cuanto a los colores es cierto que no todo el mundo los ve igual.
A mi me gustaría operarme por no llevar gafas, me hicieron el mapa de la cornea y la tengo muy finita, no vale la pena.
Cataratas no tengo oero me hubiera gustado prescindir de las gafas.
Un abrazo, Montserrat

encar.bilbao dijo...

Enhorabuena por la recuperación, aunque todavía te quede camino....
paciencia y suerte

Conral dijo...

Julia, espero que todo vaya muy bien. Seguro que sí y que muy pronto salgas de este trance. Las cosas de la vida, me ha parecido curioso lo que cuentas de los colores que ves, que sean diferentes.
Los jabones que hiciste me gustaron mucho!!!!
Un abrazo y ánimo.

Wunderkammer dijo...

Espro que a partir de ahora todo vaya a mejor, Julia.
Por desgracia tenemos en la familia varias personas son deficiencia visual grave y sabemos lo que significa.
¿Todos percibimos las cosas de manera diferente? Seguro. Y en eso está la belleza.
Un abrazo muy muy fuerte.

José Manuel DR. dijo...

Hola, buenos días. Me alegro de que su operación haya salido bien.
Me ha llamado la atención lo de la forma de percibir las obras de arte según los colores. Pienso que en la mayoría de las pinturas el tiempo altera los colores, y nunca veremos realmente lo que estos genios expresaron en sus cuadros, y si es como en mi caso que soy daltónico, menos todavía.
Tiene un blog muy interesante, solo hay que echar un vistazo a las etiquetas para hacerse una idea.
Un saludo y suerte con la operación

enAteneo dijo...

Felicidades por resolver parte de tu problema de la vista y te deseo una rápida recuperación !
Mejorando la visión, el cerebro capta muchos más estímulos y percibes imágenes más claras y más complejas. De como se interpretan y se traducen en sensaciones, depende de las otras funciones cerebrales y de las conexiones neuronales de cada individuo, lo que nos hace diferentes

Julia dijo...

Muchas gracias a todos, todo va estupendamente, según lo previsto, es un vedadero alivio.
Gracias a todos por el ánimo, sois muy amables.