jueves, 15 de octubre de 2009

Restauración de urgencia

Hay ocasiones en las que llegan al taller obras en un estado de conservación verdaderamente preocupante, yo les llamo "enfermos graves".
En este caso, se trataba de un óleo sobre lienzo cuya tela estaba algo deteriorada. Lo habían intentado "reparar" pegándolo sobre un lienzo nuevo, y cometieron el grave error de utilizar cola Rayt.
Aunque la intención era buena, consiguieron que el cuadro sufriera grandes daños. El lienzo original empezó a moverse, esto es, a arrugarse.
Cuando me lo trajeron, aún estaba la cola algo fresca, así que hubo que actuar con rapidez.

* En primer lugar cubrí la pintura con cola de conejo y papel de seda para que no se dañase en el proceso que le esperaba.

* Después fui separando suavemente la tela antigua del lienzo nuevo -en algunas partes la cola Rayt ya estaba prácticamente seca-, así que hizo falta muchísima paciencia-. Además ya habían intentado arrancar la tela, con lo cual se habían desgarrado los bordescomo se ve en la foto de la derecha.

* Más tarde, ya en la mesa, fui eliminando suavemente la cola con acetona y bisturí... una tarea larga y muy delicada.

* Una vez limpia la parte trasera, hubo que reentelar. Esta es un trabajo muy delicado que solo se realiza en obras que realmente lo requieren, y siempre con materiales que en un futuro se puedan eliminar. Hay que utilizar colas especiales, calor y mucho peso... y paciencia. Se busca una tela similar a la que tiene la obra original y se va aplicando calor para eliminar arrugas o bolsas de aire entre las dos telas.
* La obra tiene que secar completamente y reposar para que quede completamente reparada.

* Seguidamente se retira con ligera humedad el papel protector que habíamos colocado sobre la pintura.

* Con la obra ya sobre un bastidor nuevo, podemos limpiar la superficie, rellenar lagunas (faltantes de pintura) y reintegrar. ¿veis las partes blancas de la foto de la derecha?, son los faltantes que se han rellenado para después pintarlos (también con pinturas que se puedan eliminar). El último paso es dar una o dos manos de barníz para cuadros... y entregar al cliente.

Para terminar, quiero recalcar que todo el proceso es largo y delicado, y SIEMPRE hay que utilizar materiales revesibles, respetando al máximo la obra original. Por favor, consulten con un experto antes de intentar restaurar una obra.

2 comentarios:

lk dijo...

mi padre es restaurador profesional, aparte de pintor. y estudió con un famosos restaurador español, pero en argentina. Puedes ver sus obras en http://juankancepolski.blogspot.com

bego dijo...

menos mal que hay manos maravillosas como las tuyas que saben recuperar las pinturas. Que pena si no.