jueves, 22 de octubre de 2009

Recuperando un pupitre

Hace algún tiempo llegaron a mis manos dos pupitres que procedían de una escuela muy antigua. Fue fantástico poder restaurarlos. (La fotografía adjunta es del Museo del Niño de Albacete www:museodelnino.es).
Los pupitres son con tapa abatible que deja un hueco o cajón.
Emocionante pensar los cientos de niños y niñas que pasaron horas y horas utilizando estos dos mueblecillos. Habían escrito nombres, fechas... (incluso habían mocos pegados).

El primer paso fue el de desinfectar y desinsectar. Para desinfectar limpié los pupitres primero con un paño húmedo de agua tibia, y después con amoniao y alcohol, limpiando bien toda la superficie.
Después localicé todos los puntos de carcoma, inyectando primero alcohol para hidratar la madera y después un producto especial para carcoma).
A continuación metí los pupitres en dos grandes bolsas durante una semana para garantizar la desinsección.
Nunca hay que olvidar desinfectar y desinsectar las piezas que llegan, ya que pueden dejar en nuestras casas molestas plagas de carcoma y otras dolencias.


Decidí dejar uno de los pupitres con su aspecto original, es decir, conservar el color de la madera, tal y como se utilizaba en el colegio.
Primero eliminé los barnices viejos así como las visagras oxidadas de la tapa, colocando unas nuevas.
Después pasé por toda la superficie la lija y barnicé con un par de manos de barníz para madera y un ligero tinte rojo, este fue el resultado:


 

En el segundo pupitre hice los pasos igual que en el primero. Después apliqué un esmalte de color blancon roto, dos manos.
Seguidamente llegó la decoración, combinando el color azul claro y oscuro así como unas grecas con plantillas, este es el resultado.

8 comentarios:

Conral dijo...

Hola, Julia. Llegué a tus blogs gracias a Marisa. Me gustaron mucho tantos tus trabajos de restauración como tus pinturas.
Los pupitres quedaron geniales. Cayeron en manos expertas, manos de artista.
A mí también me gustan mucho los objetos antiguos.
Gracias por tu visita y comentario. Espero que podamos seguir en contacto.
Saludos desde Córdoba.
Conchi

Milai dijo...

Ficaram muito bonitas. Eu ainda sou do tempo dessas carteiras (que era como se dizia em português). Havias de um só lugar, de dois ou de três, isto no colégio em que eu andei e que
ainda hoje existe em Coimbra. Chama-se
Colégio da Rainha Santa Isabel e pertence à ordem de S. José de Cluny.
Beijinhos

loli dijo...

!!!!PRECIOSOS!!!!! ME HA ENCANTADO VER TU BLOG,TIENES UNA MANOS MARAVILLOSAS....LOS PUPITRES HAN QUEDADO ESTUPENDO. CUANDO TENGAS UN PLIS VISITA MI BLOG, Y NOS IREMOS CONOCIENDO...UN BESAZO...

bego dijo...

Eres una artistaza en toda regla. Me encantan los pupitres y le has dado a cada uno una utilidad distinta que es de lo que se trata... Hoy estoy preguntona: ¿mezclas a partes iguales el alcohol y el amoniaco?

Anónimo dijo...

Hola Julia,
Te quería preguntarte unas cosillas, yo estoy restaurando un pupitre de profesor, y está bastante atacada de carcoma.
Lo he desinfectado bien y lo he lijado hasta dejar la superficie limpia, mas tarde he hecho el proceso de las carcomas, agujero por agujero, y luego por toda la madera, pero no lo he tapado. Mi pregunta es si no lo tapo no se termina es proceso para matar la carcoma??
O lo tengo que volver a dar y taparlo??
Muchas gracias de antemano.

Julia dijo...

Bueno, hay diferentes criterios. Yo prefiero tapar los agujeros, sobre todo por comprobar si con el tiempo hay nuevos agujeros y por lo tanto la carcoma no haya muerto.
Saludos

Anónimo dijo...

hola julia!
me gustaria saber, si al no tapar el mueble con un plastico despues de echar el producto, de las carcomas se mueren??
o hay que tapar el mueche?
muchas gracias

Julia dijo...

Hay que envolver el mueble en plásticos, perfectamente cerrados con cinta, y dejarlo reposar una semana al menos.
Quiero decirte que estoy encantada de resolver tus dudas, pero es muy incómodo responder a un "anónimo", preferiría que me escribieses por email.
Saludos