jueves, 7 de marzo de 2013

Alberto Vargas, pintor del erotismo



 

Alberto Vargas fue un pintor de mujeres. Intentó plasmar el ideal de la mujer de principios de siglo XX en Norteamérica, y en consecuencia, en el resto de países que tomaban como modelo a las estrellas del cine de Hollywood, de la chica "pin-up".

El padre de Alberto Vargas, Max, fue un reputado fotógrafo. Precisamente en el estudio fotográfico fue donde el joven Alberto se inició en el conocimiento del uso del aerógrafo, instrumento que sería fundamental el resto de su vida. Nacido en Perú, disfrutó de una valiosa formación en diversos países de Europa. En 1916 tuvo que regresar a Perú, pero antes hizo una parada en Nueva York. Las mujeres newyorkinas causaron gran impacto en su visión artística, tanto por su estética como por su actitud vital, decidiendo Alberto Vargas establecerse allí.












Alberto Vargas trabajó en  Florenz Ziegfeld’s (una empresa productora teatral de Broadway que entre otras cosas produjo una serie de revistas musicales inspiradas en el Folies Bergère de París).

Fue una bailarina, Anna Mae, la que se convirtió en su musa y también en su esposa -fotografía de la izquierda-.

Se trasladó años después a Hollywood, para trabajar en la 20th CenturyFox y Warner Brothers. Diseñó decorados, carteles y realizó retratos de famosas actrices como Shirley Temple, Greta Garbo, Ann Sheridan, Linda Darnell, Ava Gardner, Jane Russell y Marilyn Monroe, por nombrar algunas.


 





Este florecimiento profesional se vió truncado al participar en una huelga, entonces fue despedido por los estudios y las vidas de Alberto y su esposa cambiaron.
Alberto regresó a Nueva York para trabajar en la revista Esquire (1940). Las obras publicadas se llamaron "Varga girls" y se hicieron muy populares entre los lectores, tanto es así que se publicaron varios calendarios con éxito monumental. Las chicas-Varga eran famosas entre las tropas de Estados Unidos, las chicas pinup aparecían en  en los laterales de aviones bombarderos e incluso tatuados en los brazos de Dogfaces.

Años después empezó a trabajar para la revista Playboy, teniendo de nuevo la oportunidad de mostrar su enorme talento.
Alberto murió en Los Angeles en diciembre de 1982. Su legado sigue vivo. Su talento como artista e ilustrador personificada, formado, documentada, y en muchos sentidos, revolucionó la visión y la belleza de la mujer del siglo 20.
















































































































Fuentes: The pinup files, Página de la colección oficial de Alberto Vargas








Espero que les guste.

Saludos y hasta pronto.




4 comentarios:

Tapestry Workerman dijo...

Hola Julia ;)
Pedazo de artista... y muy buena la colección de pinups ;)
Un saludo.

enAteneo dijo...

Magnifico post, Julia !
Las pinturas "Varga Girls" marcan el estilo de una época, las chicas pin-up,la mujer americana, idealizada de los ´50.
Gracias por la excelente documentación e ilustración que compartes en tu blog.
Bss.

PACO HIDALGO dijo...

Me ha encantado la pintura de Alberto Vargas, Julia: es muy muy sensual y atractiva. Feliz fin de semana

Manuel dijo...

Hola Julia, conocía algunas ilustraciones de Alberto Vargas, pero no su historia; por lo que me ha encantado conocer esta magnífica recopilación y parte de su biografía.
Mi enhorabuena por tan bonita entrada.
Un saludo.