miércoles, 2 de mayo de 2012

De una cama, dos clavos y un amigo

A veces una resuelve grandes cosas casi sin pensarlo, y otras, se atasca en cuestiones de lo más absurdas. ¿Saben esa sensación de mirar algo a diario y notar que no está bien?, ya les digo, algo simple, un rincón de casa, que no importa, pero que no está completo... Algo que no influye en nada ni en nadie, un objeto, que podría desaparecer sin más y nadie lo echaría en falta. Sin embargo lo miramos y necesitamos cambiarlo, para encontrar cierto equilibrio en uno de los rincones más raros de nuestro cerebro.

Un amigo decía que hay dos tipos de personas: las que decoran su casa y las que la amueblan. Creo que yo soy del segundo grupo. Por razones personales voy eliminando objetos o muebles que no necesito, o simplemente cosas que añadan más trabajo del necesario a la limpieza (debo ser el horror de los decoradores que me estén leyendo). Aún así, instintivamente, sigo acumulando cosas sin querer, como una urraca.

También pienso en no guardar demasiados objetos "para la posteridad", esa idea tan densa, que me pesa y que no quiero que pese a los demás en un futuro. Con la edad me atrae más viajar ligera de equipaje.

La cuestión es que heredé una preciosa cama de madera que hizo mi tatarabuelo, la restauré y es la que tengo ahora en mi dormitorio -una cama preciosa-. En el camino, conté con paciente y amable ayuda de Jürgen Renk, un amigo al que aprecio mucho, que me animó a quedármela (en cierto momento tuve la seria tentación de venderla). Los pisos actuales no tienen espacio ni suficiente ni adecuado para muebles de gran embergadura, pero con un poco de imaginación pude adecuarla.



Y claro, después también llegó la duda de qué hacer con la pared ¿dejarla vacía? ¿llenarla?... ahí había dos clavitos, esperando ser utilizados... hemos llegado por fin a la cuestión absurda que les había contado al principio.

Esta es la cama ahora, así ha quedado el conjunto, recuperando uno de los travesaños de vieja madera de mobila como estante:







Jürgen me ilustró con un post en su blog CÁMARA DE MARAVILLAS -que ya he recomendado en otras ocasiones-. Por cierto, tiene una tienda -e-shop- de antigüedades que les encantará, no duden en visitarla.

Aquí les dejo una copia del post.

GRACIAS JÜRGEN, eres un sol.

18 dormitorios para Julia: Cabeceros con arte // 18 Schlafzimmer für Julia: Bett-Kopfteile mit Kunst.

Hay decisiones que es mejor tomar en frío.
Y hay piezas de mobiliario que encierran dentro de ellas la misma historia de una familia. Y por esto mismo, porque encierran todo el amor y el dolor que cabe en una vida, cuando se reciben porque esa vida se ha ido, se transforman en un doloroso regalo.
Cuando nuestra querida Julia recibió en herencia la preciosa cama realizada por su abuelo ebanista primero pensó en desprenderse de ella. Afortunadamente no hizo caso a este primer impulso y ahora, con su dormitorio recién pintado, busca compañía  para su flamante cama antigua.
Julia es restauradora, pintora y una artista del jabón, así que no lo dudamos: Es el arte quien debe velar sus sueños.
Esperamos que estas imágenes le sirvan de inspiración.

Es gibt Entscheidungen die mit einem klaren Kopf getroffen werden müßen.
Und es gibt Möbel die eine Familiengeschichte bewahren. Und vor allem deshalb da Sie die Liebe und den Schmerz eines ganzen Lebens bewahren, und in dem Moment weil ein anderes Leben geht und wir dieses Stück erhalten, transformiert es sich in ein schmerzhaftes Geschenk.
Als unsere liebe Julia das wertvolle Bett von Ihrem Großvater, der Tischler war, geerbt hatte, war Ihr erster Gedanke es zu entsorgen.
Glückliecherweise gab Sie ihrem ersten Impuls keine Aufmerksamkeit, und nun mit Ihrem frisch gestrichenen Schlafzimmer, sucht Sie weitere Einrichtungsgegenstände die mit Ihrem neuen Bett eien Gesellschaft bilden können.
Julia ist Restauratorin, Malerin und eine Seifen Artist, so sind wir uns sicher: Es ist die Kunst, die Ihre Träume überwacht.
Wir hoffen das diese Bilder Julia inspirieren.






7 comentarios:

Ana Belchí dijo...

Bonita entrada, precioso en trabajo con la cama.

Voy de cabeza a ver el blog de tu amigo :)

Besos
Ana

Tracy dijo...

¡Vaya amigo que tienes!, así cualquiera.
Voy ahora mismo a visitarlo.
¡Ah! la cama es igualita a la que tenía mi abuela ¿donde habrá ido a parar?

Toffe dijo...

Te ha quedado un dormitorio precioso!
Es una cama maravillosa e hiciste muy bien en conservarla.
Voy a ver a tu amigo, jeje
Un besazo, guapa.
Enhorabuena por tu nueva decoración.

Conral dijo...

Ay, esa cama es preciosa y te ha quedado estupendo el conjunto. ¿Sabes? Yo tengo la cama de mi abuela y esa no se toca, la conservo tal y como ella la tenía. Cuando yo no esté que hagan lo que quieran con ella.
Estoy de acuerdo contigo en que hay que ir ligeros de equipaje, pero hay cosas que, mientras vivamos y las disfrutemos, ¿por qué no conservarlas?
Un abrazo
Conchi

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Julia, si mi padre viera esta decoración quedaríe embelesado.
En mi casa teníamos un taller de ebanistería y le encantaba la decoración.
Sabes a mi me gustan mucho los muebles antigüos.
Y la restauración de la cama de tu abuelo te ha quedado preciosa.
Un beso desde Xirivella, Montserrat

bicipalo dijo...

Precioso detalle, esos 18 dormitorios para Julia. La cama de tu tatarabuelo es austera, de lineas rectas y sin acolchados en el cabecero. Me gusta el detalle de las minuaturas torneadas y las dos piezas tumbadas qe rematan por arriba.

Julia dijo...

En realidad esos son los pies de la cama, imagina el cabecero, es espectacular. El cabezal se lo ha quedado mi madre -había que tomar una decisión salomónica-
Gracias a todos por comentar.