martes, 14 de diciembre de 2010

El baño y la pintura

NOTA PARA SEGUIDORES/AMIGOS: Tenemos esperanza

E
l agua va unida a la vida, y por lo tanto al hombre.
La necesitamos, la bebemos, la desperdiciamos, la codiciamos, la compramos y la vendemos, la transformamos, la manipulamos, la digerimos, nos hidrata por dentro y por fuera, es parte imprescindibles de nuestro cuerpo.
El baño, el contacto con el agua, se ha convertido en una rutina agradable en nuestras vidas, ese momento que nos permite abstraernos de otros actos cotidianos, limpiándonos, relajándonos, quedando desnudos, solos y libres por unos minutos en el largo día.

La bata rosa.
Joaquín Sorolla

Los pintores, a lo largo de la historia, se han recreado e inspirado en el acto cotidiano del baño, tanto desde un punto de vista purificador, como forma de estudiar y reproducir sobre todo la figura femenina.
El baño de Venus
Simone Voulet (1628)

"La historia del “cuarto de baño” tiene su comienzo en Escocia hace diez mil años. Aunque el hombre primitivo, consciente de la toxicidad de sus desechos, se instalaba cerca de alguna fuente natural de agua corriente, fueron los habitantes de las islas Oreadas, frente a la costa de Escocia, quienes construyeron los primeros sistemas tipo letrina para alejar de sus hogares los desechos. Una serie de toscas conducciones iban desde las viviendas de piedra hasta los torrentes, lo que permitía satisfacer las necesidades en el interior en vez de tener que salir al exterior.

Baño Muruno.

Gerome, 1881


En Oriente, la higiene era un imperativo religioso para los antiguos hindúes, y en una época tan lejana como 3000 a.C. muchas casas poseían ya instalaciones sanitarias privadas. En el valle del Indo, en Pakistán, los arqueólogos han descubierto baños públicos y privados provistos de cañerías de barro cocido incrustadas en obra de ladrillo, con grifos para controlar el agua.


Después del baño. Bouchard

Los baños primitivos más perfeccionados de la antigüedad fueron los de las familias reales minoicas en el palacio de Cnossos, en Creta. En el año 20000 a.C., la nobleza minoica disponía de bañeras que se llenaban y vaciaban mediante tuberías verticales de piedra con junturas cementadas. Con el tiempo, fueron sustituidas por tuberías de cerámica esmaltada que se unían entre sí de modo muy parecido a las actuales. Por estas tuberías circulaba agua caliente y fría, y sus conexiones arrastraban los desechos lejos del palacio real, el cual disponía también de un retrete con un depósito encima, lo que permite clasificarlo como el primer water con cisterna en la historia. El depósito estaba destinado a. recoger agua de lluvia o, en ausencia de ésta, a ser llenado manualmente con cubos de agua sacada de una cisterna cercana.


Baño femenino.

Durero (1496)


La tecnología del cuarto de baño evolucionó entre los antiguos egipcios. Hacia el año 1500 a.C., las casas de los aristócratas egipcios contaban con tuberías de cobre por las que fluía agua fría y caliente, y el baño corporal completo formaba parte de las ceremonias religiosas. Curiosamente, a los sacerdotes se les exigía tomar cuatro baños fríos completos al día. Los judíos otorgaron aún mayor importancia a los aspectos rituales del baño, pues según la ley mosaica la limpieza corporal equivalía a la pureza moral. Siguiendo las normas dictadas por David y Salomón, aproximadamente desde el año 1000 hasta el 930 a.C., se construyeron en toda Palestina complejas obras públicas para el suministro de agua."



Veamos ahora una serie de obras muy hermosas inspiradas en el baño:


El baño

W.A. Bouguerau




Después del baño.

Bouguerau



Hora del baño.
Joaquín Sorolla


Curt Maxi


Alyssa Monks


Alyssa Monks


En la ducha.
Alyssa Monks


Adam Stennet


Baño turco.
Ingres


Después del baño.
Degás


Después del baño.
Juan Valdés


Después del baño.
Joaquín Sorolla


Diosas en el baño.
Jordaens


Dos mujeres en el baño.
Fontainebleau 1594


El baño.
Alfred Stevens


El baño de Diana.
Boucher


El baño de Venus.
Vasari


El baño de Venus.
Voulet


El baño.
Toulusse Lautrec


El baño
Pablo Picasso


Estudio para el baño.
Joaquín Sorolla


Betsabé en el baño.
Marti Alsina


Mujer después del baño.
Renoir


Mujer en el baño.
Pierre Bonard


Mujer en el baño.
Ingres


Mujeres turcas en el baño.
Delacroix


Después del baño.
Degás


Después del baño.
Raimundo de Madrazo


Después del baño.
Joaquín Sorolla


Susaña en el baño.
Tintoretto


Baño de la mañana.
Degás
Y ahora unos vídeos:








Espero que les guste.

13 comentarios:

Zondra Art dijo...

Woow...very nice and interesting post Julia!
Beautiful pictures top artists.
Kisses.

Luz dijo...

Me dieron ganas de ir de nuevo a bañarme jajaja excelente post Julia! saludos!

martinealison dijo...

Magnifique reportage... Cela fut très agréable de voir ou revoir certaines oeuvres qui illustrent à la perfection votre thème.
Bisous

bego dijo...

que coleccion mas preciosa y que ganas me han dado de darme un baño, ja, ja... en serio, tan interesante como siempre! y me alegra ver que vuelves al optimismo, espero que todo en casa esté más tranquilo, un besazo

Juanjo dijo...

Muy completo tu monografico sobre el baño en la pintura.No se me ocurre ningun otro que te pueda faltar
Besos

Norma dijo...

Excelente tu entrada. Sabía la historia, no está demás recordarla.
Te cuento que entre los pueblos precolombinos, los mayas que habitaban la penísula de Yucatán en México, el rey tenía baño turco. Las pirámides y viviendas aledañas tenían un sistemas de drenaje, similar a lo que hoy sería un sistema cloacal.
Es bueno ir un poco hacia atrás en el tiempo. Se aprende mucho.
Julia deseo de corazón, que el Niño Dios por nacer te llene de bendiciones a ti y a los tuyos.
Besos y abrazos.

Tracy dijo...

Interesantísima entrada digna de una tesis doctoral.
Yo te doy sobresaliente "cun laudem"

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Julia:

Maravilloso reportaje que nos has regalado hoy en tu blog.

Se puede percibir aroma a limpieza.

Todos los cuadros son preciosos.

Recibe un abrazo, Montserrat

Juanlu (Luiyi) dijo...

Cuanto bueno...me apetece una ducha...

anouk dijo...

Qué bonito, Julia.
Increibles imágenes, y un estupendo post!
Enhorabuena. Bss de navidad.

PACO HIDALGO dijo...

Que buen repaso a la higiene corporal nos has dado, Julia. Si te fijas, en ninguna obra aparecen hombres, parece que no lo necesitábamos y sí las mujeres. Me ha gustado ver el grabado de Durero, que no lo conocía, y también las obras de Alysa Monks, muy buenas, pero nada como las bañistas de los impresionistas y pintores del XIX: Ingres, renoir, Toulouse, Sorolla...
Un abrazo.

clariana dijo...

¡Hola Julia!
He disfrutado con este amplio y documentado post que nos ofreces. Los cuadros son una maravilla, algunos los conocía y otros que me han sorprendido como la pintora Alysa Monks y algunos más.
Es muy interesante esta relación que haces entre el arte y el agua. Nuestros antepasados se nota que eran grandes ecologistas pues aprovechaban el agua con sistemas como el de la cisterna, cosas evidentes ahora pero no puestas en práctica en nuestras ciudades. Gracias por este buen rato y un gran abrazo.

Senovilla dijo...

Decía un sabio que a los humanos se les mide por la cantidad y calidad de sus amistades, tengo la fortuna de que formes parte de mi entorno.

Te deseo una Feliz Navidad en compañía de los tuyos y que tus sueños se cumplan siempre.

Un abrazo