sábado, 9 de agosto de 2014

Viene lo que ha de venir


 “Viento del este y niebla gris 
anuncian que viene lo que ha de venir. 
No imagino qué irá a suceder, 
más lo que ahora pase ya pasó otra vez”. 

de Mary Poppins







Después de muchos meses de tener abandonado este blog, me paso por aquí y veo que siguen habiendo visitas y nuevos seguidores. La verdad es que me alegra, porque muchos de los post fueron escritos por mi amor al arte y con cierto esfuerzo. Saber que hay personas a las que les interesa y les ayuda es realmente satisfactorio.

Me siento un poco en deuda con los amigos que he hecho gracias a este blog, varias personas con las que he ido manteniendo contacto a lo largo de los años. Son varios y no voy a poner sus nombres, mi mala memoria seguro que hace que olvide algunos nombres y eso no estaría bien. Pero ellos saben que les quiero, les sigo y les admiro.

La vida nos va poniendo a prueba, a unos más que a otros. Por desgracia una enfermedad crónica ha afectado a mi hijo, y estos meses hemos pasado muchas pruebas físicas y mentales. Por suerte somos una pequeña familia muy unida, cuando uno decaía siempre había otro para apoyarle. Aunque suene a tópico, es en estas ocasiones cuando valoras las cosas que realmente importan, y son apenas unas pocas: ver a tu hijo sonreir, tener momentos de paz, sentirte acompañado, recibir la llamada de un amigo, disfrutar de mi madre, sentir el sol en la cara, tener una comida familiar, poder dormir...

También en estos meses he añorado a los que no están, los que creías amigos o familia y realmente no lo eran. Aunque pronto asumes su ausencia, la decepción está ahí. Supongo que yo también fallé en su día a algunas personas, seguro que si.

Para compensar ciertas ausencias humanas, decir que tenemos dos miembros nuevos en la familia: Penny y Morgan, dos felinos estupendos que han hecho maravillas en el  duro día a día de mi hijo. Siempre he sido amante de los animales, pero estas dos bolitas de pelo han confirmado todas mis sospechas: los animales son terapéuticos. Ahora sé mucho de gatos (me he dedicado a estudiar el tema y sigo en ello), realmente me pongo pesada con el tema, pero me apasiona.


Sigo con la elaboración de jabones artesanos, es una forma de crear cosas, de transformar cosas y de comunicarme con los demás. Al final la vida se trata de eso, de pequeñas cosas que nos hacen felices.

A partir de septiembre, seguimos en contacto por medio de este blog.

Saludos y hasta pronto.