domingo, 2 de septiembre de 2012

Dejar de fumar, las primeras 48 horas

Durante las vacaciones de verano uno encuentra tiempo para contemplar ciertas cosas que pasan desapercibidas el resto del año.
Y yo este año me di cuenta de que últimamente fumaba demasiado. Bueno, eso ya lo sabía, pero cuando convives con no fumadores, la evidencia se hace más patente, porque te conviertes en un ser apartado del resto, mal visto, que se retira para fumar a urtadillas.
Supongo que para los de la liga antitabaco un solo cigarrillo ya es demasiado. Siempre me han sorprendido las personas que fuman dos o tres cigarrillos diarios, que no se han dejado enganchar por esos elementon químicos que se supone que se añaden al tabaco precisamente para convertirnos en adictos.
El caso es que se me ocurrió prometer a mi hijo que dejaría de fumar el día que se terminaran las vacaciones ¿puede haber un compromiso más serio? ¿cómo quedas si el peque te vuelve a ver con un pitillo entre las manos?. Pensé que ese era EL COMPROMISO y este era el momento.
Así que hace unas 48 horas dejé de fumar. Guardé los ceniceros, mecheros y no quedaba ninguna cajetilla de tabaco por casa. Mi marido me recomendó dejarlo radicalmente. Una amiga me recomendó dejarlo poco a poco, yo todavía no tenía claro el método a seguir.
Las primeras cinco o seis horas sin tabaco fueron más o menos bien, incluso pasé momentos optimistas considerándome ya una ex-fumadora. Pero por la tarde, un no sé qué me invadió, una especie de nerviosismo raro, una necesidad extraña, unas ganas de "asesinar" a alguien... Pensé en comprar tabaco, para fumarme solo uno, para quitarme lo que supongo que es el "mono", yo qué sé. Mi marido me quitó de la cabeza la idea y me enfadé, me enfadé mucho.
Por la noche, cuando todos dormían, conseguí una colillla a la que apenas le quedaba un par de centímetros de tabaco, y me la fumé, un par de caladas, y pude por fin dormir. Ya lo sé, es triste y degradante, pero lo hice, y los que estén en mi situación sé que lo podrán entender.
Esta mañana me he comprado un paquete de tabaco para las emergencias, no quiero volver a buscar en la basura, la verdad. También he comprado chicles de nicotina, y he pasado el día más o menos bien, bastante más relajada que ayer, y sin fumar.
Me he fumado medio cigarro y lo he apagado... No sé si esto va a funcionar, pero creo que después de comprometerme con mi hijo, comprometerme en este blog ya lo convierte en algo serio.
Si alguien quiere contar su experiencia estaré encantada de escucharle.
Ya les voy contando.

11 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Hola Julia, durante el verano se suelen hacer muchos compromisos de futuro, por ejemplo: dejar de fumar, hacer ejercicio, retomar una amistad perdida, etc, luego, cuando llega el primer día de cumplir, se ha olvidado, pocas veces cumplimos esos compromisos, falta voluntad.

Ya que hablas de tabaco, no soy fumador, pero por si esto te ayuda, el tabaco mata.

Un abrazo

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenos días Julia.
ren casa fuma mi hijo , el más joven que vive con nosotros.
Se compra tabaco de liar porque es más barato y mientras se lo lia fuema menos.
Sabes que pasa, que el está en tratamiento para las depresiones y no puede tomar nada de alcohol.
Hace propósitos de dejárse el tabaco.
Por noche duerme con respirador pues tiene acnea.
Si que lo quiere dejar, pero es muy dificil.
Creo que con el tiempo y una caña de las de pescar lo va a lograr.
Cuestión de paciencia.
Besos desde Valencia, Montserrat

Tracy dijo...

Ante todo enhorabuena por plantearte dejar de fumar, eso ya es un paso de gigante.No te desanimes porque yo dejé de fumar hace tropecientos mil años y aún sueño que fumo.

railsiferradures dijo...

Hola Julia,
Animo y fortaleza, yo he tenido la suerte de no haberme enganchado nunca al tabaco, por lo que no es ningún merito el no fumar.
desgraciadamente en mi familia ha habida varios casos de cáncer de pulmón. supuestamente ligados con el tabaco.
te deseo mucha fuerza en esta lucha contra este falso amigo, y no desistas nuca aunque en alguna ocasión puedas recaer.
Estamos seguros que lo vas a conseguir, por que entre otras cosas no te faltan recursos ni imaginación para suplir el vacío que pueda ocasionarte el abandono del tabaco.
muchísima suerte.
Hoy hemos estado con mi hermana, me ha envido muchos abrazos a todos vosotros.
Aún no recuerda muy bien lo del blog, e incluso se asombra de que fuera capaz de llevarlo a cabo.
El avance es muy bueno, le he prometido que el mes que viene cuando deje el hospital haremos una entrada entre los dos.
Recibe también de nuestra parte un fuerte abrazo.
rails i ferradures

Julia dijo...

Emilio, espero que este no sea un propósito incumplido.
Montserrat, ánimo, ojalá que tu hijo lo consiga, seguro que cuenta con todo tu apoyo, eso es muy importante.
Rails i ferradures, cada vez que escribís es una gran alegría para mi. Un abrazo enorme para Clariana y otro para vosotros, gracias por el apoyo.
Tracy, de momento voy bien, gracias por tus ánimos. Un abrazo también.

Julia C. dijo...

Hola "tocaya"que te puedo decir que vos no sepas...en mi caso el susto de lo que me dijo el médico cuando vió los estudios me quitaron las ganas...para siempre...de esto hace muchos años. Ahora el menor de mis hijos que parecía una "chimenea" fumando lo ha dejado y como vos sufre pero tambien se lo ha propuesto y lo vá logrando...por supuesto cuenta los días y es como en toda adición "por hoy." Cariños y ojalá que con tu FUERZA INTERIOR y la PROMESA que hiciste lo logres. Julia

Anónimo dijo...

Yo deje de fumar hace muchisimo tiempo, creo que es una de las pocas cosas que me han salido bien en la vida. Empezé reduciendo el numero de cigarrillos, me permitía solo aquellas caladas a las que te parecería imposible renunciar. Pero no funcionó, salir a la calle con el vicio controlado me creaba mucha ansia. Asi que pase al otro método, el que te ha aconsejado tu marido, el brutal. Aqui hay que eliminar completamente el gesto de fumar de un dia para otro, sin trampas, Julia, sin trampas... La promesa de tu hijo es inquebrantable, yo entonces no tenia hijos pero encontré el input necesario en la frase de una compagnera de trabajo a la que odiaba profundamente, me dijo: "no lo conseguiràs nunca" ... Y hasta hoy...
Ya nos contaras...
Bego.

Narinan dijo...

Animo que tu puedes. Piensa en lo bien que olera todo a tu alrededor, en los matices de sabores y olores que ahora no puedes apreciar, seguro que esos detalles conseguidos te ayudan . Muchos besos!

Wunderkammer dijo...

Ánimo Julia!
Mi pareja fumaba pero hace muchos años que lo dejó. nos hemos reído mucho leyendo el post (en el buen sentido) porque las situaciones son calcadas.
Sólo te digo que tengas fuerza y lo dejes radicalmente y hagas un poco de ejercicio desde ya.
¡En dos semanas el cambio es total!
no te dejes controlar por el tabaco.
Un abrazo y mucho ánimo.
Jürgen

PACO HIDALGO dijo...

Julia, es un placer saludarte nuevamente tras el paréntesis vacacional. Este año dedicaré menos tiempo al blog y a hacer visitas a páginas amigas, por exceso de trabajo, pero no dejaré de comentar de vez en cuando en tu página. Yo sigo siendo fumador, de los buenos, y en verano aún más, tengo más tiempo. Un fuerte abrazo desde el sur.

bicipalo dijo...

Bueno Julia, yo te diría que algo que ya sabrás, fumar es una adiccion porque esta la nicotina de por medio aparte de otras sustancias añadidas para reforzar esa adicción. Yo creo que los que has hecho de comprar un paquete para las emergencias es genial. Desde el punto de vista biologico no puedes privar subitamente a tu organismo de una sustancia que ya ha asimilado para su equilibrio cotidiano. Yo siempre apuesto por hacerlo con ayuda de parches de nicotina....., y con ese paquete para las emergencias. Es que me ha gustado mucho esa expresión..., de todas formas, adelante, poco a poco y con ayuda del peque y del marido.